Radio FM La Bomba
ESCUCHAR RADIO EN VIVO

Estudios forenses determinaron que Carlos Rubilar no sufrió muerte violenta

Confirmaron que los restos hallados hace casi un año son de Carlos Rubilar.

Según los especialistas, no hay dudas, esos restos pertenecen a Juan Carlos Rubilar, el joven que desapareció el 4 de febrero del año pasado, cuando iba a la última noche de los Corsos 2018.

Los análisis también dejaron en evidencia otra cosa: aunque todavía resta descubrir por qué murió, al menos desde el peritaje óseo, el joven no tenía signos de haber sufrido una muerte violenta.

Detalla que no observaron fracturas o lesiones perimortem, es decir heridas producidas al momento del fallecimiento. Tampoco ningún otro indicio que dé cuenta de “muerte violenta que pueda determinarse osteológicamente”. De hecho, a nivel osteológico, no fue posible establecer la causa del deceso.

En algunos de los restos encontrados se percibían marcas propias de la actividad de la fauna silvestre. Dichos signos suelen estar presentes, por lo general, en aquellos casos en los que un cuerpo queda expuesto a la intemperie, especificaron los forenses.

De la comparación de los hisopados tomados a Stella Maris y Ricardo Antonio, los padres de Juan Carlos, con los elementos hallados surgió que la probabilidad de que las muestras genéticas extraídas a los huesos pertenezcan a una persona que integra al grupo familiar Rubilar es de un 99,99 por ciento.