Nacionales

El gobierno prohíbe los despidos por 60 días y congela las tarifas de servicios por tres meses

La prohibición de despidos fue decretada inicialmente el 31 de marzo último, por medio del DNU 329/2020 también por 60 días, al finalizar la primera etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El gobierno nacional oficializó hoy la prórroga por 60 días de la prohibición para las empresas de efectuar despidos sin justa causa o bajo el pretexto de fuerza mayor, medida excepcional relacionada con la retracción económica derivada de la pandemia de coronavirus, que regirá, entonces, hasta el mes julio inclusive.

Así lo estableció por medio del decreto de necesidad y urgencia número (DNU) 487, publicado hoy en el Boletín Oficial y firmado por el presidente Alberto Fernández.; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la totalidad de los ministros del gabinete nacional.

La nueva norma señala que “con el objetivo de continuar implementando medidas dirigidas a mantener el ingreso y el empleo de la población, el gobierno nacional resolvió prorrogar la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, por el plazo de 60 días”.

La prohibición de despidos fue decretada inicialmente el 31 de marzo último, por medio del DNU 329/2020 también por 60 días, al finalizar la primera etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La nueva medida establece que “aquellos despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto por este decreto no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales”.

Además, el gobierno congela hasta el 31 de agosto las tarifas de telefonía, internet y cable. La medida incluye además la implementación por parte de las empresas de un esquema de servicio complementario para los usuarios que enfrenten problemas económicos bajo el mecanismo de abono postpago, prepago e internet al hogar.

El presidente Alberto Fernández destacó este lunes que el congelamiento de tarifas teléfonicas y de Internet resultan “fundamentales” para la relación con los afectos y, en muchos casos, un “insumo” para “seguir trabajando” en el contexto del distanciamiento social derivado de la pandemia de coronavirus.

“En tiempos de aislamiento, las telecomunicaciones son fundamentales para acercarnos a nuestros afectos y, para muchos, también un insumo para poder seguir trabajando. Por eso decidimos congelar las tarifas de telefonía fija y móvil, internet y TV paga hasta el 31 de agosto”, publicó el mandatario nacional en su cuenta de Twitter.

Fuente: Télam.