Escándalo en Nueva Galia

  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura
  • Categoría de la entrada:Actualidad / Deportes
En este momento estás viendo Escándalo en Nueva Galia

Fue en el partido entre el local, el Social Unión de la localidad homónima, ante Sport Club Argentino de Gral. Alvear. Un jugador agredió con una trompada y dos patadas a un rival. 

Un partido que debía ser un momento de celebración deportiva se convirtió en un lamentable episodio de violencia en la Liga Alvearense. Fue durante el enfrentamiento entre Social Unión, de la localidad homónima del Sur provincial, y Sport Club Argentino en el estadio de Nueva Galia.

En los minutos finales del partido, Matías Vigil, jugador del conjunto local, protagonizó una agresión brutal contra Enzo López, autor del único gol del partido y jugador destacado de la Academia sureña.

Después de haber convertido el gol del triunfo, López se convirtió inesperadamente en la víctima de un acto de violencia que ha conmocionado a la comunidad deportiva.

Testigos presenciales relatan que, cuando restaban escasos segundos para la finalización del juego, Vigil propinó un puñetazo feroz a López, derribándolo con fuerza al suelo para luego darle dos puntapiés directos en la cabeza.

La gravedad de la agresión fue tal que el jugador del conjunto mendocino tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital de Nueva Galia para recibir atención médica especializada.

El jugador agresor, Matías Vigil, ya tenía antecedentes de comportamiento violento, habiendo agredido anteriormente a un árbitro en otro contexto. Ante esta situación, se espera que las autoridades de la Liga Alvearense tomen medidas drásticas en su contra.

Homero Di Bernardino, presidente de la LAF, hizo hincapié en la necesidad de tomar una postura firme en este caso y señaló que se espera una sanción ejemplar para Vigil. No obstante, la resolución final dependerá de la reunión del Tribunal de Penas, donde se definirá el castigo que recaerá sobre el jugador puntano.

A pesar de la violencia sufrida, la noticia contiene un rayo de esperanza. Horas después de haber sido trasladado al nosocomio, López fue dado de alta.


Nota: Gustavo Falduti