Justo Daract

Los enfermeros que salvaron la vida del menor aseguraron que están “acostumbrados a situaciones así”

"Todo eso ocurrió en no más de 30 segundos pero fue como una eternidad. En esos segundos tenés que evaluar qué es lo que estás haciendo y gracias a Dios salió todo bien", relató uno de los enfermeros en Viva La Mañana.

La tarde tranquila del miércoles cambiaría repentinamente para Silvio y Silvana, enfermeros de Justo Daract, cuando debieron ayudar a un nene que se estaba ahogando.

Sucedió el miércoles en el barrio Jardín Ferroviario de esa localidad. En horas de la tarde, una vecina acudió a la casa de los enfermeros pidiendo ayuda, ya que el menor desvanecido que cargaba en sus brazos se ahogaba con un caramelo.

En el vídeo, que quedó registrado por la cámara de seguridad de la casa, se ve como la pareja de enfermeros, Silvio de 44 y Silvana de 43 años, aplican la maniobra de Heimlich, la primera vez sin éxito, mientras que la segunda vez el menor, de aproximadamente 2 años, pudo expulsar el caramelo y respirar con normalidad.

“Todo eso ocurrió en no más de 30 segundos pero fue como una eternidad. En esos segundos tenés que evaluar qué es lo que estás haciendo y gracias a Dios salió todo bien”, relató Silvio en Viva La Mañana. “Nosotros estamos acostumbrados, de estas situaciones en el hospital tenemos un montón, solo que esta quedó registrada”, agregó.

Silvio se desempeña profesionalmente en la localidad de Justo Daract, mientras que Silvana lo hace en Villa Mercedes. “Yo llevo 21 años en la salud y Silvana 20. En lo que duró la situación ella y yo no nos hablamos, cada uno entendió lo que tenía que hacer”, explicó.

Escucha la nota completa: