País

Una médica mintió y le negó un aborto a una niña violada en Santiago del Estero

Tenía 20 semanas de embarazo y le dijeron 26. No se dio aviso a las instituciones, ni tampoco se le brindó información ni a ella ni a su madre.

Santiago del Estero es una de las provincias con más alto índice de niñas madres y no tiene protocolo para acceder al derecho de aborto no punible.

La ministra de Salud de Santiago del Estero, Natividad Nassif, aseguró hoy que “se esta investigando” a una médica que le negó el derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE) a una niña de 12 años que fue abusada y sigue en riesgo.

La nena llegó con su madre el último 2 de abril a un centro de salud de la ciudad de La Banda, pero la derivaron con un turno para el día 6 a otro centro con la excusa de que allí no había ecógrafo. Ese día confirmaron un embarazo de aproximadamente 20 semanas, entonces la niña, con su madre, y NO les brindaron consejería en derechos sexuales y reproductivos garantizados por ley. 

La médica María de los Ángeles Pereyra, coordinadora del centro de salud, envió un informe al Ministerio de Salud recién el 28 de abril informando que el embarazo era de 26 semanas. El 7 de mayo el ministerio de Salud de la provincia descubrió la manipulación, pero no garantizó los derechos de la niña.

“Ella tenía 20 semanas de embarazo y le dicen 26. No se da aviso al Ministerio de Salud, ni a la Dirección de Infancia que tiene que intervenir, porque hay una niña abusada. Y tampoco se hace la denuncia en la comisaría del Menor y la Mujer”, explicó a un medio televisivo Marisa Graham, defensora nacional de Niñas, Niños y Adolescentes.

La niña es cartonera, como su mamá y vive en condiciones de hacinamiento con ella, su pareja, y dos hermanitos de 8 y 6 años, en una vivienda precaria alquilada y sin agua potable.  Vive desde pequeña en una situación de vulnerabilidad, atravesada por la violencia sexual. Desde los 3 años, en 2011, y luego en 2013 y 2017 figuran denuncias en su legajo del sistema de protección de niñez. Además vivió la mayor parte de su vida en instituciones, alejada de su familia.

Un centenar de niñas menores de 15 años, que cada año dan a luz en la provincia, según cifras oficiales. La provincia no adhirió al protocolo actualizado de la ILE pero se aplica el artículo 86 del Código Penal en sus tres incisos.